La belleza escénica que se proyecta en el entorno de la cascada Salto del Agua, es impresionante. De hecho, es la única cascada costera de este tipo en toda la región de Valparaíso, con características propias de aquellas del sur de Chile.
Se ha investigado sobre especies vegetales y de flora de tipo endémica y muy escasa en su entorno que le otorga un valor inigualable para ser protegido por el Estado, a pesar de que falta una investigación acotada.
Para ello, el Centro Cultural Placilla, desde 2008, ha liderado una campaña de sensibilización con la comunidad placillana, visitantes y autoridades, a objeto de presentar su postulación como “Monumento Natural” y evitar las amenazas derivadas de la expansión inmobiliaria, los incendios forestales, o la contaminación de sus aguas.

Salto del Agua

Cascada natural de más de 100 m de altura aproximadamente, que cae hacia la quebrada Honda. Sus aguas  nacen del estero Placilla, el que sigue su curso por más de 8 km atravesando el valle del Sauce en el poblado de Laguna Verde al convertirse sus aguas en el estero El Sauce, para finalizar su recorrido en el mar, al sur de Valparaíso.

Una de las primeras imágenes de esta espectacular cascada, fue registrada en un grabado de 1872 por Recaredo Santos Tornero en su obra “Chile Ilustrado. Guía descriptivo del territorio de Chile, de las capitales de provincia, de los puertos principales”, época en la que ya se  conoce a esta caída por “Salto del Agua”.